PROVERBIO DEL DÍA

 

“La sabiduría comienza por honrar al Señor; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción. No vale la pena tender una trampa si los pájaros pueden verla. Tal es el final de los ambiciosos: su propia ambición los mata.”