PROVERBIO DEL DÍA

“No derrames agua de tu manantial; no la desperdicies derramándola por la calle. Pozo y agua son tuyos, y de nadie más: ¡No los compartas con extraños! ¡Bendita sea tu propia fuente!”